Prendas femeninas, urbanas, fáciles de combinar para llevar tanto de día como de noche y que desprenden ansias de libertad. Ya sea con el vestido largo asimétrico con estampado geométrico o con la falda vaporosa de largo medio delicadamente plisada con un sutil estampado de leopardo, el cuerpo se mueve con soltura y libertad. La sudadera con ojales que dejan entrever la piel y la cazadora con flecos de estilo Calamity Jane aportan la nota justa y necesaria de estilo para crear una silueta vaporosa y estilizada. Por su parte, la falda de piel burdeos con cintura ajustable con volantes se enfunda fácilmente. Y por último, pero no por ello menos importante, el emblemático bolso M, que en su versión de piel negra incorpora flecos y ojales.

 
 
 
 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Top