Esta colección cápsula se inspira en los últimos años de la década de 1980 para actualizar sus estilos de noche emblemáticos.

Vestidos cortos y largos con aires románticos tan elegantes como sorprendentes, un pequeño vestido negro de diseño estilizado con detalles joya pretendidamente discretos, un monoshort de manga larga con purpurina resplandeciente para la noche, o un pantalón pitillo y una chaqueta corta entallada tipo esmoquin de porte impecable.


Estilos que dejan las piernas al descubierto o crean juegos de transparencias en tul, o bordados de colores y lentejuelas que iluminan los negros intensos.


Un vestuario sensual y original, decididamente urbano: camisetas, sudaderas o chaquetas bomber holgadas y con purpurina, para mezclar a placer de cara a la noche.


Líneas gráficas que se resaltan con toques de rojo, dorado o plateado. Una constelación de bordados y motivos como estrellas fugaces, corazones, pintalabios rojos y fuegos artificiales a modo de símbolos festivos, a imagen del bolso de noche imprescindible, un corazón rojo o dorado para tener siempre cerca…

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Top